Lo esencial del beneficio práctico en la investigación científica. ¿Más artículos o más resultados?

Aguirre Alejandro, Gonza Alexander, Santillán Cecilia, Soto Kelly, Vinueza Kelly.

Universidad Central del Ecuador-FCAg

     Parafraseando, Carl Sagan decía que la curiosidad y la intención de resolver dilemas constituyen el sello distintivo de la humanidad, personaje que en los años ochenta ya se había convertido en pionero de la divulgación colectiva de ciencia, pasando de ser: astrofísico teórico a comunicador práctico, esto con el objetivo de recuperar una audiencia sumida en el entretenimiento tradicional y de falsa ciencia; éste acto plasma la visión del presente ensayo de tal modo que los beneficios prácticos en la indagación científica son más significativos que los puramente teóricos a la hora de responder a una problemática específica.

La investigación aplicada responde al enfoque práctico de los resultados, es decir, la utilidad misma de la investigación, por lo que se precisa la necesidad de un modelo teórico que estructure la investigación como tal, aunque no necesariamente toda investigación es útil desde el punto de vista práctico, muchas de ellas terminan siendo sólo aproximaciones teóricas. A este respecto, las revistas científicas proponen altos estándares de calidad con la finalidad de lograr un “alto impacto”, entendemos por alto impacto, los beneficios prácticos que en ellas se difunden. 

Lastimosamente, resulta irónico que en la actualidad el investigador escribe artículos que ya casi nadie lee, por ejemplo: diario “El Clarin” en el 2018, afirmaba que los científicos de su país declaraban realizar demasiados trabajos escritos: algunos insustanciales, irrelevantes y repetidos, hechos por la sola obligación de publicar. Por otra parte, Harvard cada año entrega premios a las investigaciones más absurdas de la ciencia, así por ejemplo en el 2014 los investigadores Mabuchi, Tanaka y otros, fueron galardonados por medir la fricción entre un zapato y una cáscara de banano para conocer la velocidad con la que una persona se resbalaría, y aunque puede parecer ridículo, la intención del galardón es usar al humor para hacer un llamado a la reflexión en torno a la necesidad de obtener investigaciones científicas con real aporte práctico y no un represamiento abrumador de “papers” de investigaciones obsoletas.

En definitiva, la investigación aplicada, por sus beneficios, supera las intenciones teóricas, que por sí mismas, no comprueban nada hasta ensayarlo de forma práctica. Las instituciones divulgadoras y fuentes de financiamiento buscan priorizar los resultados prácticos e innovadores, allí radica la esencia verdadera de la investigación, sobre aquellas que únicamente perfilan ser indagaciones puristas, finalmente se debe resaltar que un fracaso práctico siempre aportará más que uno teórico, ya Sagan lo dijo: “La ciencia es una forma de pensar, y no tanto un agregado de conocimientos”, conocimientos, que tienen razón de ser a la hora de usarlos en el día a día.

11-06-2020

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s