HAEMOPHILUS INFLUENZAE

Haemophilus influenzae bacilo Gram negativo, pequeño inmóvil, que no forma esporas, Resultado de imagen para HAEMOPHILUS INFLUENZAEcrece aeróbica o anaeróbicamente. El crecimiento aeróbico requiere la presencia de hemina (factor X) y nicotinamida adenina dinucleótida (factor V). Se conocen seis serotipos capsulares, a, b, c, d, e, f., la cápsula representa el mayor factor de virulencia de esta bacteria y la mayor parte de las infecciones invasivas serias son causadas por el serotipo capsular b. (Dr. Javier Cepeda, 1999). Existen también cepas no capsuladas que pueden producir infecciones en humanos. Su cápsula le permite resistir la fagocitosis y la lisis en los huéspedes no inmunizados. Las cepas no encapsuladas son menos invasivas, aunque son capaces de inducir una respuesta inflamatoria que causa trastornos. La resistencia al cloranfenicol, a trimetoprim-sulfametoxasole, tetraciclina y rifampicina, por lo que el mecanismo de resistencia es la producción de beta-lactamasa inducida por un plásmido, más recientemente se ha descrito la alteración estructural de las proteínas fijadoras de penicilina como otro mecanismo de resistencia. El mecanismo de resistencia al cloranfenicol es la producción de acetiltransferasa de cloranfenicol, una enzima que inactiva este antibiótico. (Generalitat de Catalunya., 2001)

Haemophilus influenzae es un habitante normal, son patógenos oportunistas, de la vía respiratoria superior y ocasionalmente se encuentra colonizando el tracto gastrointestinal y genital. A partir de su nicho en la nasofaringe invade estructuras anatómicas vecinas, el torrente vascular y la vía respiratoria inferior, produciendo las formas invasivas de infección representadas por los cuadros clínicos de otitis media, meningitis,nasofaringitis, epiglotitís, conjuntivitis, septicemia, pericarditis, endocarditis, peritonitis, artritis, neumonía, la meningitis, especialmente en infantes, niños mayores de 7 años y en los ancianos, es la manifestación clínica más seria de las invasiones tisulares causadas por Haemophilus influenzae. (Kennedy WA, 2007)

Las     pruebas    de     diagnóstico     presuntivo    bastante    efectivo    que    puede     se inmunoelectroforesis, aglutinación de látex, coaglutinación y ELISA los cuales detectan el antígeno capsular, en especial del tipo b. Para el cultivo de Haemophilus influenzae se necesitan medios que reúnan las características nutricionales que exige esta bacteria, como por ejemplo Agar chocolate, en el cual se cultivan grandes cantidades de sangre las colonias de esta bacteria tienden a ser pequeñas y traslucidas en las primeras 24 horas, se incuba a 35- 37°C hasta por tres días cuando no ha habido crecimiento aparente en los primeros dos días, preferentemente en una atmósfera con 5-10% C02. Haemophilus influenzae no crece en medio de Agar sangre corriente a menos que sea suplementado con factor V. Haemophilus influenzae no crece en los medios rutinarios para efectuar antibiograma, se necesita preparar un medio especial que además de la base de Mueller- Hinton contiene 15ug/mL de beta-NAD, 15ug/mL de hematina bobina, 5mg/mL de extracto de levadura y un pH de 7.2 a 7.4. ( World Health Organization. , 1997.)

Se distribuye a nivel mundial, siendo el único reservorio el ser humano, se puede encontrar en la garganta de niños sanos hasta en un 5%, los niños pequeños son más susceptibles a ser infectados, su transmisión es aérea y su diseminación sigue un patrón estacionario en las zonas en donde las estaciones están bien marcadas, especialmente cuando esta con clima frío. La exposición en una edad temprana se relación con su capacidad de desarrollar una respuesta inmunológica específica. (Cherian T, 2003) Actualmente existe una vacuna para prevenir infecciones causadas por el serotipo b, Los antibióticos a usar dependerán de lo siguiente conocimiento de la sensibilidad de la bacteria, comúnmente usados la Ampicílina y Cloranfenicol, aunque ya se ha descrito resistencia a él es mucho menor que para la Ampicilina; o si se cuenta con Cefalosporinas de Tercera generación como Cefotaxima o Cefiriaxona deberán usarse estas. (Dr. Javier Cepeda, 1999)

Bibliografía 

  • World Health Organization. . (1997.). Generic protocol for population-based surveillance of Haemophilus influenzae type B.
  • Cherian T. (2003). Etiology of acute respiratory infections in children in tropical southern India. India .
  • Javier Cepeda. (1999). Bacteriología Clínica de Haemophilus Influenzae. En HONDURAS PEDIÁTRICA .
  • Generalitat de Catalunya. (Enero de 2001). La enfermedad por Haemophilus

influenzae.                                               Obtenido                                              de

http://www.gencat.cat/salut/depsalut/html/es/dir92/csfaq_7.htm

  • Kennedy WA. (2007). Epidemiol Infect 135. (5 Ed.).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s