La industrialización de los alimentos en las sociedades modernas, una perspectiva científica desde la química de alimentos

 

Autores: Aguirre Alejandro, Quistial Madelen, Jácome David

El ser humano pertenece a una estructura social en la que se relaciona aportando de maneras diversas a su desarrollo, esta sociedad es de carácter moderno misma en donde poco a poco el ancestralismo se ha ido marginando y a la par la ciencia ha ido ganando terreno, en otras palabras el “positivismo” ha prevalecido en la forma de hacer ciencia y a la vez sociedad, como resultante de un proceso colonialista que ha ido occidentalizando el pensamiento de la misma. Sin embargo no implica que la cultura ha desaparecido sino que se ha ido complejizando con el cambio de época que se está dando en las sociedades modernas. Estos factores se relacionan directamente en el sector de la industria alimenticia.

Es por esta razón que el presente ensayo centra como unidad de análisis la industrialización de alimentos que se relaciona como variable independiente en las sociedades modernas y visto desde la perspectiva científica de la química de alimentos como su variable dependiente; para entender mejor la importancia de los procesos de industrialización y las prácticas de manufactura que facilitan y satisfacen las necesidades de una sociedad consumista que responde a modelos de producción de tinte capitalista, todo en cuanto a la visión de un profesional químico de alimentos; por lo que el presente trabajo se realizará documentalmente además de los conocimientos previos adquiridos en clase que serán analizados mediante un método analítico – deductivo con finalidad de dar a conocer el aporte del profesional químico de alimentos en los procesos de industrialización de alimentos además de su cultura y rol en las sociedades modernas.

Este ensayo tiene por eje principal el siguiente objetivo general a) Informar sobre la industrialización de alimentos en las sociedades modernas y darle una perspectiva científica desde la química de alimentos; de donde se desprenden los siguientes objetivos específicos b) Recopilar información documental del tema planteado, estructurando un análisis de documentos previos para la construcción crítica que permita deducir las diferentes temáticas, mediante el uso de la internet, material bibliográfico, videos etc. c) Destacar la importancia del tema a tratar y su influencia en la sociedad moderna compleja d) Elaborar el respectivo ensayo donde el tema se justificará y desarrollará debidamente a través del uso de la biblioteca universitaria e internet que al ser un instrumento de bajo costo es factible para nuestra investigación. Finalmente se justifica como un tema muy importante que pretende generar conocimiento innovador y de fácil acceso para los interesados y específicamente los profesionales en formación.

 

  1. La industrialización de los alimentos

La industria es el conjunto de procesos y actividades que tienen como finalidad transformar las materias primas en productos elaborados, de forma masiva. Existen diferentes tipos de industrias, según sean los productos que fabrican. Por ejemplo, la industria alimenticia se dedica a la elaboración de productos destinados a la alimentación, como el queso, los embutidos, las conservas, las bebidas, etc. Para su funcionamiento, la industria necesita materias primas y fuentes de energía para transformarlas, así como también fuerza laboral, (RodolfoArmandocm, 2012).

 

  • La complejidad en los procesos de industrialización

Los procesos industriales en el campo alimenticio tienen un alto grado de complejidad visto desde cualquier punto de vista, por ejemplo desde el punto de vista del consumidor, existirán productos que generarán tabús o mitos con respecto a la complejidad de su creación, así por ejemplo tenemos el caso de la popular bebida gaseosa Coca Cola, cuya formulación es celosamente cuidada por sus creadores y que sin embargo los diversos intentos de saboteo y plagio nunca han logrado superar la preferencia de la mayoría de consumidores que tienen por el sabor inigualable de esta bebida, esto es complejo, el mismo ejemplo visto desde el campo de la industria alimenticia se entiende como una marca que ha cuidado cada detalle al momento de producir su producto y cuyos niveles de calidad y estándares de inocuidad siempre han sido tan bien estructurados que han hecho de Coca Cola  un verdadero emporio. Lo mismo ha sucedido con otras empresas como Orangine y su sabor único de soda de mora o la de la marca de galletas Oreo que por siempre estarán relacionadas con la palabra única debido a su prevalencia en las preferencias del mercado. Pero no debemos olvidar que para la consecución de estos procesos de inocuidad existieron mentes brillantes que aseguran su éxito.

Según (González, 2004) la complejidad no es más que una forma de analizar y de reflexionar también sobre diversos aspectos que tienen que ver con la naturaleza, la sociedad y el pensamiento mismo, que en nuestro objeto de estudio comprende al profesional químico de alimentos, lo que en resumen presenta ciertas clasificaciones que lo constituyen como un sistema de comportamiento complejo mismo en donde este profesional desarrollara sus conocimientos. El pensamiento complejo es entendido desde el punto de vista de su padre Edgar Morín, parisino que dio vida al desarrollo de la teoría de la complejidad, quien sostiene que “…el mundo es un todo indisociable, donde el espíritu individual posee conocimientos ambiguos y desordenados…” lo que básicamente relaciona los conocimientos que el químico de alimentos va adquiriendo desde su formación personal trascendiendo desde su educación infantil, básica, secundaria, superior hasta su posterior titulación, si bien es cierto mientras este proceso se va desarrollando muchos conocimientos tal vez queden ambiguos ya que es imposible pensar que en un mundo de la vida con procesos tan complejos se pueda garantizar la abstracción total de conocimientos impartidos desde las aulas por lo que, a lo afirmado por (Morín, 1999), se requieren necesariamente acciones retro alimentadoras que garanticen su aporte dentro de la sociedad y no solo dentro de la industria alimenticia. “…acciones retro alimentadoras de manera multidisciplinar y multirreferencial para lograr la construcción del pensamiento…” todo ello con la finalidad de desarrollar por medio del análisis profundo de los elementos de certeza y otros también más complejos difíciles de conocer los que determinaran a todo este compendio del denominado pensamiento complejo que posee un químico de alimentos para insertarse en un campo laboral demandante no solo de conocimientos sino también de entendimiento de su propio pensamiento y del pensamiento colectivo ordenado sistemáticamente entre todos los profesionales y no profesionales que se desempeñan en su medio.desde la formulación, análisis y control de calidad, químicos de alimentos que aseguran el éxito de estas como tantas otras marcas. Esta complejidad se expresa también en las estructuras sociales como lo expresa (Morín, 1999).

Que mejor si es con un ejemplo entender este pensamiento complejo, figúrese una deliciosa y aunque aparentemente inofensiva mermelada de moras, el mercado está infestado de múltiples y diversas marcas que varían su calidad y precio de acuerdo a los diversos estudios de mercado que sus departamentos de marketing les sugieren, sin embargo las tendencias serán variadas pues habrá consumidores que prefieran la mermelada más ácida, otros más dulce, otros demandaran que sea de origen cien por ciento orgánico y a otros que simplemente no le interese por el hecho de no desearla sino más bien adquirirla por satisfacer la necesidad de terceros, independientemente de cada pensamiento que cada consumidor tenga, hay un mundo entero de profesionales que giran en torno a la decisión del consumidor, habrá químicos de alimentos que desarrollaron el producto y quizás los mismos profesionales de mercadeo que lo único que desean es que su producto se venda, sin embargo pocos se detendrán pensar en el proceso de su industrialización y los diversos sistemas y herramientas que por medio de la ciencia permitieron la producción de ese producto quizás a otros les interese simplemente su valor nutricional pero en general el pensamiento colectivo será ambiguo y todos tendrán quizás una necesidad personal del producto por lo que de acuerdo a (Morín, 1999), esto es un proceso de pensamiento complejo.

Partiendo de esa premisa es que lastimosamente  la sociedad en la que vivimos actualmente no todos conocen ni reconocen a los profesionales químicos que están detrás de los análisis laboratoriales del área de la salud o de lo profesionales químicos que están atrás de los fármacos que se suministran a enfermos así como también de los grandes profesionales químicos de alimentos que hace posible la agroindustria y garantizan que los medios de producción no dejen de suministrar todos aquellos productos alimenticios que el consumidor demanda sin tardanza.

  • El cambio de época en la industria alimentaria

Durante el imperio colonial tuvieron una división de trabajo el cual favoreció el surgimiento de la producción manufacturera textil. Con lo que antiguamente los indígenas trabajaban la lana y el algodón, la fibra, la cabuya, etc.; y así nacieron los obrajes y los talleres cuya producción se enviaba a toda el área andina. Los talleres que benefician a la corona contaban con mano de obra asignada, en pro del interés de la corona. También existieron talleres privados de la sociedad criolla, los cuales a favor de la sociedad crearon micro mercados de productos cosechados por ellos mismos y este modelo se mantuvo por algunas décadas hasta que hubo una expansión significativa lo cual les llevo a la comercio de sus productos con otros poblados.

A consecuencia del terremoto de 1876 los obrajes desaparecieron en Latacunga y en Ambato. La Sierra vivió exclusivamente de la “agricultura”, para abastecer el consumo interno, con agudos problemas para trasportar los productos de la hacienda serrana hacia los centros poblados. En esa época fue en Imbabura que se dedicaron a fabricar telas rusticas para las clases inferiores. De 1880 a 1920 se observaron 2 evoluciones paralelas en la costa y en sierra. El despegue demográfico de la costa y el crecimiento de la población urbana creó condiciones para crear un mercado nacional y provocar un cierto tipo de industrialización. La costa inició el surgimiento basado en las exportaciones de cacao y las importaciones de artículos industrializados necesarios. Guayas en esa época tuvo poco desarrollo industrial, producía para exportar bienes primarios e importar los productos industrializados necesarios para abastecer la demanda interna. El desarrollo de las actividades productivas y comerciales determinó el surgimiento de una de las clases sociales como la oligarquía (plantadores, banqueros y exportadores) que dominaron el Ecuador hasta 1925. (RodolfoArmandocm, 2012)

En la Sierra la “agricultura se desarrolló más cerca de Quito y Ambato”, también con la producción y exportación de cueros, producción de carne y lácteos. Se instalaron también molinos de harina para hacer pan cerca de los centros poblados. La maquinaria se trae gracias a los capitales franceses, durante los años venideros se acento el auge en la industrialización del petróleo donde de acento más la industrialización en petroquímicos, metalurgia y automotrices.

En 1998 las manufacturas consiguieron ser uno de los sectores industriales de mayor crecimiento, con una tasa del 2,5%, impulsado por las exportaciones agroindustriales y por la oportunidad de desplazar diversas importaciones por productos nacionales. Con esto, su participación en el producto interno bruto fue del 15%. La evolución de este sector muestra que la economía ecuatoriana ya no depende exclusivamente de un único producto y, por tanto, es menos vulnerable a choques externos que afecten a un determinado sector y desestabilicen el resto de la economía, por lo cual el proceso de industrialización de muchos de estos productos ha permitido mantener cierto ritmo exportador, que hasta 1997 había cuadruplicado las ventas al exterior de productos como el café y el cacao, la harina de pescado, los productos del mar, los productos químicos y los textiles, entre otros; además, hay que añadir las artesanías de fibras, los derivados del petróleo, las bebidas y los elaborados de melaza (Alvares, 2009).

En los últimos años se observa un leve pero continuo incremento de la importancia de la industria de alimentos y bebidas dentro de la economía nacional, recuperando en cierto modo la participación relativa que tenía hasta 1999, año en el que el país experimentó una de las más fuertes crisis económicas y demostrando así su gran dinamismo. El valor agregado de la industria de alimentos y bebidas en términos constantes  fue de 1729, dos millones de dólares, de los cuales el mayor aporte corresponde a la industria de elaboración y conservación del camarón.

La industria alimenticia sobresale en cuanto el país ha avanzado en forma muy significativa en la elaboración de todos sus productos con estándares de calidad siendo internacionales, siendo el Ecuador uno de los mayores exportadores de cacao, plátano, camarón etc. En forma interna industrial productiva, productos como lácteos, cárnicos y cereales generan empleos, procesos y controles de calidad donde la industria de elaboración de productos destaca la molinería, almidones y sus derivados en cereales, en lácteos quesos, yogures, mantequilla otros y cárnicos de todo tipo. Finalmente cabe destacar la importancia del sector no solo desde el lado de la oferta, el consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas es de carácter masivo y dentro de la estructura de gasto de los hogares es el de mayor aporte, por tal motivo constituye la cuarta parte de la ponderación de la canasta del IPC, siendo históricamente la división de mayor participación  en la inflación.

Sin embargo, y a pesar de todo este auge tentador y dinámico, muchos consumidores aún persisten en adquirir productos totalmente naturales, sin aditamentos ni preservantes, pues aún desconfían de las bondades de los mencionados alimentos. Por lo que podemos citar una célebre frase de Marco Tulio Cicerón: “el recuerdo del mal pasado es alegre” pues efectivamente nuestra tendencia al consumo de productos orgánicos en una sociedad moderna que tiene muchos tabúes y mitos de por medio en torno a los alimentos procesados quizás producidos por el recuerdo del cómo se conservaba los alimentos en el pasado que en realidad produce de alguna manera satisfacción a quienes produce más satisfacción el consumo de productos orgánicos por encima de los procesados porque desconoce el valor de los procesos de industrialización que en realidad hace de un alimento inocuo para el consumo

 

  • La madre naturaleza como proveedora de materia prima.

Las materias primas de esta industria consisten principalmente de productos de origen vegetal (agricultura), animal (ganadería) y fúngico (perteneciente o relativo a los hongos). Gracias a la ciencia y la tecnología de alimentos el progreso de esta industria se ha visto incrementado y nos ha afectado actualmente en la alimentación cotidiana, aumentando el número de posibles alimentos disponibles en la dieta. El aumento de producción ha ido unido con un esfuerzo progresivo en la vigilancia de la higiene y de las leyes alimentarias de los países intentando regular y unificar los procesos y los productos. Podemos definir la química de alimentos como la ciencia que se ocupa de diseñar productos químicos que no hagan uso de sustancias peligrosas ya que su consumo es netamente humano.

El código de bioética intenta evitar la formación de desechos contaminantes desde el origen de los procesos químicos, es decir, que tiene como prioridad el respeto por el medio ambiente. Para ello, es conveniente acatar los 12 principios sobre los que se basa, planteados por Paul Anastas y John Warner a finales de los años 90 en su libro Green Chemistry: Theory and Practice: Prevención: es mejor prevenir la formación de residuos que tratar de limpiarlos tras su creación. Economía atómica: los métodos sintéticos deben diseñarse para conseguir la máxima incorporación en el producto final de todas las materias usadas en el proceso.

Usar metodologías que generen productos con toxicidad reducida: dentro de lo posible, se deben diseñar metodologías sintéticas para usar y generar sustancias con escasa toxicidad humana y ambiental. Generar productos eficaces pero no tóxicos: se deben diseñar productos químicos que, manteniendo la eficacia de su función, presenten una toxicidad baja. Reducir el uso de sustancias auxiliares: las sustancias auxiliares (disolventes, agentes de separación, etc.) deben resultar innecesarias en lo posible y deben ser inocuas. Disminuir el consumo energético: las necesidades energéticas deben considerarse en relación a su impacto ambiental y económico. Los métodos sintéticos deben ser llevados a término a temperatura y presión ambiente. Utilizar materias primas renovables: las materias de partida deben ser renovables y no extinguibles, siempre y cuando sea posible técnica y económicamente. Evitar la derivación innecesaria: se intentará evitar la formación de derivados (grupos de bloqueo, de protección/desprotección, modificación temporal de procesos físicos/químicos). Enfatizar en el uso de catálisis: los reactivos catalíticos (tan selectivos como sea posible) son superiores a los estequiométricos. Generar productos biodegradables: los productos químicos deben diseñarse de manera que no persistan en el ambiente, sino que se fragmenten en productos de degradación inertes. Desarrollar metodologías analíticas para la monitorización en tiempo real: se deben desarrollar las metodologías analíticas que permitan el monitoreo a tiempo real durante el proceso y el control previo a la formación de sustancias peligrosas. Minimizar el potencial de accidentes químicos: se debe tratar de evitar los accidentes con las sustancias y las formas de su uso en un proceso químico. (Faiguenbaum, 2008). (Fafamonge, 2008)

  •  El aporte del método científico en la industrialización de alimentos

 En los países donde la industria está altamente desarrollada se conoce bien la importancia de la investigación científica para el mantenimiento de la eficiencia industrial. Se ha demostrado ampliamente que una industria cualquiera que sea su género  no puede competir con éxito sino se perfecciona continuamente sus procedimientos de fabricación a fin de reducir los costos de producción, mejorar la calidad de sus productos y elaborar otros nuevos que respondan a necesidades no satisfechas. (Investigación, Ciencia e, 1999).

Esta renovación no puede hacerse con eficacia sino se aplican conocimientos científicos. La era del empirismo industrial ha terminado, para dar lugar a la era de la tecnología fundamentada en la ciencia. Es pues, necesario comprender la necesidad de aplicar la ciencia si se quiere tener una industria vigorosa y próspera. La investigación científica es la fuente de todo progreso industrial. Los procedimientos empíricos desempeñan un papel cada día menos importante en el esfuerzo continuo de mejorar los métodos de fabricación. Para conseguir un adelanto de algún valor, es indispensable el estudio sistemático y profundo, hecho por quienes están especialmente capacitados para ello.

 

Una acción en común inteligente reportará grandes beneficios a la industria, a la ciencia y a toda la sociedad. El hombre de ciencia y el tecnólogo con una educación científica, además de conocimientos especializados aplicables a los procedimientos industriales, tiene la capacidad de enfocar los problemas industriales desde un punto de vista científico para resolverlos. Es bien conocido el episodio de Pasteur deteniéndose en casa de Henri Fabre (entomólogo) para aprender algo sobre los gusanos de seda, pues nunca los había visto y se dirigía al Sur de Francia a fin de buscar las famosas investigaciones sobre la enfermedad que diezmaba a esos gusanos que estaba arruinando la industria de la seda. Y es bien sabido también como el hombre de ciencia, que lo ignoraba todo de la sericicultura y aún de la entomología, halló la solución que restableció la prosperidad de una vasta región. Pasteur llega a la patología por sus estudios sobre las enfermedades de las orugas de la seda, en las cuales demuestra la acción importante que tienen los microorganismos.

Finalmente y según un gran pensados “la dificultad no reside en las nuevas ideas, sino en escapar de las viejas” (Keynes, 1940) es decir para resolver cada uno de los múltiples problemas que se presentan diariamente en la industria es el dominio del método y los hábitos mentales adquiridos en el curso de una educación científica son poderosos auxiliares en la búsqueda de soluciones, no sólo de asuntos de orden técnico sino aún de otra índole. No se quiere decir con esto que la industria debe ser dirigida exclusivamente por hombres y mujeres de ciencia y tecnólogos, pero su colaboración es indispensable para dirigirla con eficiencia. (Investigación, Ciencia e, 1999)

  1. Perspectiva científica desde la química de alimentos

          Un profesional químico de alimentos desde su formación debe luchar contra factores que residen en el pensamiento de la población y aunque debe responder a los intereses de la industria, de los consumidores, de la naturaleza e incluso de sí mismo es que este profesional forma su propia perspectiva con respecto a la industria alimentaria.  Es decir, posee procesos propios de sociabilidad, y formas específicas de aportar a la sociedad desde su conocimiento y servicio además es un profesional que posee naturaleza propia y debe ser entendido de manera particular y no generalista como se ha venido dando en los últimos años debido a que la realidad indica que el niño o niña, e incluso el adulto desconoce sobre los actores que hacen posible que una determinado producto llegue a las perchas de los mercados y así mismo asegure de manera silenciosa la salud de sus consumidores y a la vez la calidad de los productos que ofrece es decir, el químico de alimentos debe necesariamente ser considerado un ente importante en todo eje de desarrollo económico, político y social.

 

  • La naturaleza social del profesional químico de alimentos

Según el portal web de la Universidad Central del Ecuador, un químico de alimentos es un profesional con formación científica, técnica y humanística, que se basa en conocimientos, habilidades y valores que le permitirán ejercer su profesión con ética, eficiencia, responsabilidad social, creatividad, protección de la salud, propiedad intelectual y defensa del medio ambiente (UCE, 2015). Pensando en todas estas características es como el profesional químico de alimentos debe garantizar en sus actividades su ética profesional por lo que debe aprender a manejar correctamente sus emociones e impulsos, partiendo desde la etimología de la sociabilidad debe existir compromiso de servicio para los demás. (Gutierrez, 1993). Dicho de otra forma este profesional es parte de una sociedad y por tanto sigue procesos de hominización como el lenguaje y la conciencia así lo afirma (Morales, 1997).

La magia por ejemplo y más allá de su significado etimológico está presente en la agroindustria gracias a su relación con el químico de alimentos, pues de una manera mística deberá procesar las materia primas y llevarlas a un grado superior de consumo, basándose en distintos estudios de marketing y de diseño industrial, para producir alimentos que no solo satisfagan las necesidades de los consumidores sino más bien le dé un valor agregado que signifique innovar y reformular la idea de servir. Por ejemplo hace menos de un siglo el medicar vitamina c a los pacientes era difícil particularmente con niños tubo que reinventarse y distintos profesionales químicos entre farmacéuticos y alimentos terminaron inventando gel de vitamina c, gomitas de vitamina c e inclusive pastas que atraían visiblemente a los consumidores lo que en definitiva no dejo de ser algo místico en un mercado que nunca logro concebir una fusión entre golosinas y medicamentos.

La formación de un químico de alimentos se da por diversos mecanismos por ejemplo al realizar prácticas de laboratorio por imitación (Tarde) o por coacción (Durkheim) cuando se trabaja bajo hipótesis en el desarrollo de planes de investigación etc. Sin embargo tanto en la industria como en la agroindustria no está libre de factores que descomponen estructuras sociales y trascienden el acometimiento de delitos como por ejemplo la negligencia por tanto y según (Morales, 1997) basándose en lo dicho por Comte y Marx “la sociedad posee sus leyes e historia y los hombres (seres humanos) la aceleran o la retrasan”. Por lo tanto a partir de aquello que cada nación posee sus propias legislaciones que condicionan regulan y controlan las actividades que desempeña cada profesional independientemente del área a la que se encuentre vinculada y todo ello para garantizar la calidad de los servicios y los derechos de los consumidores.

Aplicado en la agroindustria un químico de alimentos es capaz de investigar, desarrollar, mejorar e implementar nuevas fuentes de alimentos, métodos de conservación y aplicación de desechos (UCE, 2015). Lo que evidentemente es un comportamiento relacionado con los diferentes  agentes que intervienen en el proceso de socialización finalmente responde también a una organización jerárquica llamada estructuralismo de la sociedad justificada por distintos puntos de visa como Alfred Radcliffe-Brow quien habla de las diversas relaciones sociales, en nuestro caso entre la agroindustria, sus empleados y su servicio con la comunidad. Claude Lévi-Strauss en podemos relacionar los simbolismos sociales particularmente los culturales en el desarrollo de actividades como lo es el ají para los mexicanos, o los vegetales para los chinos  la producción agraria dependerá de las necesidades de la comunidad  a quien sirvan y los comportamientos culturales que estén entorno a ella. Y finaliza con la estructuración institucional de la empresa, gobierno o grupo social que en nuestro caso se entiende como al institución agraria industrial y los diversos grupos que se relacionan con ella, normado mediante leyes y con características propias y dotado de valores esto según Morris Ginsberg en la referencia de (Morales, 1997).

  • Creación de la ciencia química alimentaria bajo paradigmas positivistas

Como se afirma el positivismo se basa en el método en hechos científicos y comprobables y de la misma forma el químico de alimentos por lo cual podemos afirmar que el químico de alimentos es totalmente positivista ya que a lo largo de los años desde su aparición en 1874 ha ido aportando a la ciencia de forma comprobable como por ejemplo de cómo están hechos los alimentos cuales son las macromoléculas fundamentales de la vida, pero en si lo mas resaltable es como el químico de alimentos al ser positivista fue ayudando a la sociedad a sobresalir y solucionar problemas sociables como por ejemplo las enfermedades transmitidas por alimentos como sucedió comienzos del siglo XIX, en Francia y el Reino Unido, consecuencia de la revolución industrial se produjeron grandes migraciones a las ciudades; esto trajo aparejado como consecuencia, serias epidemias vinculadas a la disponibilidad y calidad del agua y de los alimentos y al hacinamiento del hombre, tanto en las ciudades como en sus viviendas. En esos países, se comenzó a establecer una práctica epidemiológica cuyo propósito fundamental estaba dirigido a controlar la fuerza laboral, en las zonas urbanas. También, se establecieron sistemas de alarma para detectar precozmente “pestes y pestilencias” y se llevaron a cabo observaciones muy exitosas.

  • Perspectiva científica y cultural desde la química de alimentos

          El químico especializado en alimentos es un profesional capaz de participar como agentes innovadores en las diversas actividades de la industria química, capaces de crear nuevos procesos y productos así como aplicando reingeniería de los procesos existentes, con la responsabilidad ética y ecológica que requiere la sociedad actual, también aplica los principios científicos y de ingeniería al diseño, desarrollo y operaciones de equipos y procesos para el manejo, transformación, conservación y aprovechamiento integral de las materias primas alimentarias bajo parámetros de calidad, desde el momento de su producción primaria hasta su consumo, sin agotar la base de los recursos naturales ni deteriorar el medio ambiente. (Colaboradores, 2006)

  1. La importancia del profesional químico de alimentos en las Sociedades modernas

          El profesional químico de alimentos es importante en las sociedades modernas, frente a la eminente migración del campo a la ciudad y una sociedad evidentemente globalizada hace que su población tienda al sedentarismo y a la vez al consumismo, dicho consumismo debe entenderse como resultado inequívoco de modelos económicos capitalistas, por lo que como resultado de esta afirmación perteneciente a (González, 2004) podemos decir que un conjunto de problemas se han desencadenado de estos procesos de desarrollo desenfrenado y para ser concretos pondremos un ejemplo: en Estados Unidos sucede un fenómeno muy interesante como producto de la intensiva e invasiva publicidad que existe desde los medios de comunicación y además de los empleos que son en su mayoría sedentarios, la disminución de la actividad física y políticas cuestionables desde el gobierno central que han producido cifras alarmantes sobre obesidad infantil producto de este sistema. Como podemos identificar en la siguiente tabla informativa de manera general en el mundo tenemos las siguientes cifras en torno a la obesidad infantil:

Datos principales:

·         En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990 a 42 millones en 2013. Sólo en la Región de África de la OMS, el número de niños con sobrepeso u obesidad aumentó de 4 a 9 millones en el mismo período.

·         En los países en desarrollo con economías emergentes (clasificados por el Banco Mundial como países de ingresos bajos y medianos) la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%.

·         Si se mantienen las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025.

·         Sin intervención, los lactantes y los niños pequeños obesos se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta.

·         La obesidad infantil está asociada a una amplia gama de complicaciones de salud graves y a un creciente riesgo de contraer enfermedades prematuramente, entre ellas, diabetes y cardiopatías.

·         La lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los seis meses de edad es un medio importante para ayudar a impedir que los lactantes se vuelvan obesos.

 

Fuente: http://www.who.int. (Portal Web de la OMS)

 

  • La estructura social en relación con la industria alimenticia

          Las sociedades modernas son generadoras de necesidades y la mayoría de esas necesidades son necesidades insatisfechas, como la seguridad, el transporte, o como en nuestro caso la alimentación. El consumidor siempre estará inconforme con todo, y nada será suficiente, ningún sabor es perfecto para nadie y nadie en el mundo estará completamente satisfecho sea por tenerlo o sea por no tenerlo para su consumo con esto afirmamos lo dicho es una sociedad moderna y compleja. Siempre las necesidades de los consumidores, es proporcional a la industria es decir, a mayor necesidad mayor crecimiento de industria.

  • La filosofía social del Químico de alimentos en el mundo de la vida

La filosofía desde su definición etimológica es entendida como la  madre de todas las ciencias, así lo afirma (Gutierréz, 1993). Y al ser parte la filosofía de un compendio más amplio que es el mundo de la vida, también es parte de una sociedad compleja, compleja desde el punto de vista del pensamiento individualista de cada ser humano lo que es bastante complejo en sí mismo. Sin embargo y aunque las definiciones y las corrientes de la filosofía son variadas, el profesional químico de alimentos deberá adoptar en su desempeño como parte de la sociedad, diferentes posturas defendiendo de ellas aquellos puntos que le permitan desenvolverse con su carrera y por medio de ello vincularse con la sociedad. Por este motivo es que de manera breve se ira relacionando a nuestro objeto de estudio con las diferentes corrientes filosóficas por decirlo así las más importantes, tenemos:

Y como es de esperarse siempre habrá quienes se opongan a las ideas que otro ya ha planteado, dentro del mundo de la vida. Así por ejemplo tenemos a Lakatos un húngaro que sostenía que la investigación científica debía darse a través de un método elaborado de paradigmas, ¿Quién se le opuso? Feyerabend Paul otro pensador austriaco que sostenía una anarquía del método incluido el de Lakatos. Luego frente al pensamiento francés de Jean Paul Sartre que defendía el racionalismo-existencialismo y marxismo, y que mencionaba que el ser humano es libre o debe considerarse libre y que la existencia procede de la esencia pone por ejemplo que un químico en nuestro caso de alimentos debe hacer material lo concebido desde su pensamiento que al ser creado se consideraría como su existencia. (Morales, 1997). Más adelante y de mano de Foucault quien defiende entre sus múltiples pensamientos la Arqueología del poder sostiene que todo estará relacionado con los “subpoderes” como el social no gobernativo-político burgués, entre otros rigen una sociedad y la moldean a su parecer. Pero que a su vez no fue tan radical como la Vladimir I. Lennin desde la ex URSS quien defiende la teoría del conocimiento materialista dialéctico que como dijimos anteriormente le da un valor a  las cosas considerando la materia más lo espiritual quedara en segundo plano debido a que esto es solo una consecuencia de la materia en sí misma. Ya  finalmente y quizás el pensamiento de mayor relevancia es el de Friedrich Nietzsche, alemán, que defiende a toda costa el existencialismo y genero pensamientos más revolucionarios como el Nihilismo y la muerte de Dios, vuelve a un sistema social en donde existe la invención de los valores haciendo un símil entre amos y esclavos y adaptándolo a nuestro medio como burguesía y proletariado, defiende firmemente la voluntad de poder, el amor fati, amor a la vida, al destino, etc. Y habla de su modelo ideal de ser humano como un Ubermensch o superhumano utilizando como medio de contraste para criticar el modelo actual de la sociedad criticando absolutamente todo particularmente los medios de producción, la riqueza, la iglesia y el poder.

Conclusiones y discusiones

Se dedujo Mediante artículos sitios web y material de apoyo el modelo de trabajo de las industrias alimentarias en el Ecuador, ya que estas de basan fundamentalmente en procesos de elaboración en masa por ende deben ser alta mente competitivas y deben desarrollar nuevos productos incidiendo a la ciencia en el campo laboral, y por ende a un químico de alimentos el cual va realizar nuevas técnicas procesos totalmente positivistas  para que la industria alimentaria pueda abastecer las necesidades de una sociedad moderna que participa activamente en un mundo de la vida.

En conclusión y de manera muy concreta podemos decir que el positivismo social y el mundo de la vida son factores en los que se debe vincular todo profesional particularmente de la carrera de química de alimentos ya que para que exista un estado de acción comunicativa en el mundo de la vida en donde este profesional cohabite y aporte de manera significativa deberá entenderse así mismo desde una adquisición de conocimiento y su formación académica y humana, encajando en el positivismo para poder generar procesos de desarrollo e innovación. Estos procesos deberán enfocarse a la satisfacción de necesidades insatisfechas de los demás seres humanos sin transgredir derechos y desempeñándose en un ambiente de profundo respeto por los seres vivos, la generación de riqueza y cultura además de desarrollo sin vulnerar ni perjudicar ni a la naturaleza que provee ni al ser humano al que sirve.

Los profesionales químicos de alimentos en definitiva tienen por reto ser profesionales más humanos que trabaja sirviendo a los demás y en profundo respeto a la naturaleza. Que necesita capacitación constante y un sentido muy intrínseco de responsabilidad social. Los químicos de alimentos en la agroindustria son pilares fundamentales en la producción y satisfacción de necesidades  que van más allá de las económicas y que pretenden responder a comportamientos sociales. Busca equilibrar un punto de desigualdad social y además va encaminado a la generación de empleo, cumplimiento de necesidades insatisfechas, crecimiento social y científico.

El acelerado crecimiento tecnológico hace que el ser humano deba adaptarse a una  visión más cibernética de la vida misma el químico de alimentos debe implementar en sus conocimientos el conocimiento y dominio de dichas tecnologías en favor de la innovación y creación de productos con valor agregado desde su intelectualidad para satisfacer las necesidades de los consumidores dentro del campo de los alimentos. El profesional químico de alimentos deberá anexar en sus conocimientos los siete saberes de Morín que le facilitaran insertarse en una sociedad actual compleja y dentro de ella en el mundo de la vida.

Los seres humanos somos naturaleza y cultura, naturaleza porque le pertenecemos y dentro de los más hermoso del universo es la capacidad única de la naturaleza de otorgar la vida hace que los profesionales químicos de alimentos veamos con respeto a la naturaleza y nuestros objetivos de crecimiento personal y profesional sea encaminado a la revolución de los medios de producción que garanticen el respeto a la naturaleza misma quienes la que otorga los recursos que nosotros los seres humanos no podemos crear por lo que su valor será incalculable. Es importante mencionar que el químico de alimentos debe estar consciente del lugar en que ha nacido, del medio en que ha crecido y la tierra que clama su profesionalidad con la finalidad de que el desarrollo no sea privilegio único para el ser humano sino más  bien para el mundo natural en general. No deberá olvidar tampoco que es un foco generador de cultura misma que es patrimonio intangible de todos los seres humanos. Por lo que en conclusión podemos afirmar que la humanidad debe comprender que los conocimientos más  amplios que abarcan el entendimiento de la vida misma son la biología y la cultura. No habrá cultura sin biología, una biología total y aplicada a los diversos campos que abarca su estudio y una cultura que ha sido construida desde el aparecimiento del ser humano hasta la actualidad prominentemente globalizada y moderna.

Finalmente el profesional químico de alimentos no se rige únicamente a un solo modelo filosófico de cómo este obtiene sus conocimientos i no también de como este procede, considero como cierto a todo valor generado por cada corriente y adaptable al pensamiento humano que también se adapta al pensamiento de un profesional químico, mismo que debe tener en cuenta todas estas corrientes para poder pensar en generar valores y productos desde un punto de vista que abarque la totalidad de su pensamiento de manera espiritual y material, consiente de todos los modelos sociales a los que se debe afrontar, particularmente el capitalismo y la diferenciación entre burguesía y proletariado, y siendo consiente también que es un ser que tiene un papel fundamental en la sociedad, y que posee únicamente una sola vida para poder aportar de manera significativamente para contribuir al desarrollo humano, finalmente debe ser enteramente crítico, y su crítica debe ser minuciosa para sí mismo y para todo lo que le rodea en este mundo de la vida y esta sociedad compleja.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

-Alvarez, A. (02 de 2009). es.scribd.com.

Recuperado el 16 de 06 de 2016, de es.scribd.com: http://es.scribd.com/mobile/doc/30403550/EL-PROCESO-DE-INDUSTRIALIZACION-EN-EL-ECUADOR

-Colaboradores, I. y. (2006). ingenieriaquimica.org.

Recuperado el 11 de 5 de 2016, de ingenieriaquimica.org: http://www.ingenieriaquimica.org/ingeniero-alimentos

-Dr. Ramírez, C. M. (2010). Curso de Legislación Mercantil . Loja: GraficPlus.

-Fafamonge. (05 de 2008). http://www.fafamonge.com.

Recuperado el 15 de 06 de 2016, de http://www.fafamonge.com: http://www.fafamonge.co/2008/05big-cola-salvacola-coca-cla-y-pepsi.html

-Faiguenbaum, S. (2008). El desarrollo científico-tecnológico de la agricultura. En FAO-RLC, El desarrollo científico-tecnológico de la agricultura. España.

-González, J. y. (2004). La ciencia que emerge con el siglo. La Habana: Academia.

-Gutierrez, A. (1993). Teoria del conocimiento. Quito: Don Bosco.

-Gutierréz, A. (1993). Teoría del conocimiento. En A. Gutierréz, Teoría del conocimiento. Quito: Didáctica A. G.

-Investigación, Ciencia e. (6 de 6 de 1999). unmsm.edu.pe.

Obtenido de unmsm.edu.pe: http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/ciencia/v02_n2/editorial.htm

-Morales, J. A. (1997). Introducción a la Sociología. Madrid: Tecnos.

-Morín, E. (1999). Introducción al pensamiento complejo. París: Gedisa.

-OMS. (09 de 2010). http://www.who.int. Recuperado el 16 de 06 de 2016, de http://www.who.int: http://www.who.int/end-childhood-obesity/facts/es/

-Slideshare. (05 de 2008). http://www.slideshare.com.

Recuperado el 15 de 06 de 2016, de http://www.slideshare.com: 3http://es.slideshare.net/myshellaquino/enzimas-y-proteinas-de-interes-industrial

-UCE. (2015). UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR.

Recuperado el 4 de mayo de 2016, de http://www.uce.edu.ec/web/ciencias-quimicas

-Villegas, Y. R. (12 de 08 de 2012). Corrientes filosóficas.

Recuperado el 06 de 06 de 2016, de Blogspot: http://epistemologiaucnconocimiento.blogspot.com/2012/08/empirismo.html

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s